Oscar Coach | Mejora tu autoestima
Si tú cambias....Todo cambia
cambio, autoestima, autoimagen, coaching personal, coaching barcelona, coaching
29
single,single-post,postid-29,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode-theme-ver-7.6.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive
 

¿Cómo mejorar mi autoestima?

01 sep ¿Cómo mejorar mi autoestima?

Todos tenemos una imagen mental de quiénes somos, qué aspecto tenemos, en qué somos buenos y cuáles son nuestros puntos débiles. Nos formamos esa imagen a lo largo del tiempo,
empezando en nuestra más tierna infancia.
El término autoimagen se utiliza para referirse a la imagen mental que una persona tiene de sí misma. Gran parte de nuestra autoimagen se basa en nuestras interacciones con otras personas y nuestras experiencias vitales. Esta imagen mental (nuestra autoimagen) contribuye a nuestra autoestima.

La autoestima depende de en qué medida nos sentimos valorados, queridos y aceptados por otros — y en qué medida nos valoramos, queremos y aceptamos a nosotros mismos. Las personas con una autoestima sana se sienten bien consigo mismas, aprecian su propia valía y creen en sus capacidades, habilidades y logros. Las personas con baja autoestima sienten que no gustarán a nadie, que nadie los aceptará o que no son buenos en nada.

Todos tenemos problemas con nuestra autoestima en determinados momentos de la vida —especialmente durante la adolescencia, cuando estamos descubriendo quiénes somos y cuál es nuestro lugar en el mundo. La buena noticia es que, como la imagen que tenemos de nosotros mismos va cambiando a lo largo del tiempo, la autoestima no es algo inamovible ni fijo de por vida. Así que, si sientes que tu autoestima no es todo lo alta que debería ser, puedes mejorarla.

Problemas de autoestima

Antes de que una persona pueda solucionar sus problemas de autoestima y construir una autoestima sana, es útil saber en primer lugar qué podría estar causando esos problemas. Dos cosas en particular pueden tener un gran impacto sobre nuestra autoestima:

  • Cómo nos ven o nos tratan los demás
  • Cómo nos vemos a nosotros mismos

 

Los padres, abuelos, parejas, profesores y demás personas influyentes de nuestro entorno  influyen en las ideas que desarrollamos sobre nosotros mismos, en particular cuando somos niños pequeños. Si los padres y abuelos pasan más tiempo criticando a un hijo que elogiándolo, es difícil que ese niño desarrolle una autoestima sana. Si no nos sentimos valorados por nuestra pareja, ni nos sentimos apoyados o nos ponen “pegas” e inconvenientes a nuestras ilusiones y proyectos pasa un tanto lo mismo, nos transmiten desconfianza en nuestra capacidad de lograr nuestros sueños, deseos y objetivos. Así también, cuando desde el mundo docente se “encamina” a algunos alumnos a buscar otras alternativas alegando que no están al nivel requerido.

Es obvio que la autoestima puede salir muy mal parada cuando alguien cuya aceptación valoramos mucho (como un padre, un abuelo, la pareja, un profesor, un superior en el trabajo…) nos hace de menos constantemente. Pero las críticas no tienen por qué venir siempre de otras personas. Todos tenemos también tienen un “crítico interior”, nuestro saboteador, una voz interior que encuentra fallos en todo lo que hacen. Y a menudo la persona modela inintencionadamente su voz interior de acuerdo con la opinión de un padre crítico o cualquier otra persona cuya opinión es importante para ella.

Con el tiempo, escuchar una voz interior negativa puede dañar la autoestima de una persona tanto como si la crítica viniera de fuera. Algunas personas están tan acostumbradas a que su saboteador siga allí que ni siquiera se dan cuenta cuando se están haciendo de menos.

Las expectativas poco realistas también pueden afectar a la autoestima de una persona. La gente tiene una imagen de lo que quiere llegar a ser (o de quién cree que debería ser). La imagen de la persona ideal es diferente para cada uno. Por ejemplo, algunas personas admiran las habilidades deportivas y otras las aptitudes académicas. Las personas que se ven a sí mismas teniendo las cualidades que admiran —como la habilidad de hacer amigos fácilmente— suelen tener una autoestima alta.

Las personas que no se ven a sí mismas teniendo las cualidades que admiran pueden desarrollar una baja autoestima. Desgraciadamente, las personas que tienen una baja autoestima a menudo tienen las cualidades que admiran, pero no pueden verlo porque la imagen que tienen de sí mismos está moldeada de tal modo que les impide hacerlo.

¿Por qué es importante la autoestima?

Los sentimientos que tenemos hacia nosotros mismos influyen en cómo vivimos nuestras vidas. Las personas que sienten que se les quiere y aprecia (en otras palabras, las personas que tienen la autoestima alta) tienen mejores relaciones sociales. Son más proclives a pedir ayuda y apoyo a los amigos y la familia cuando la necesiten. Las personas que creen que pueden alcanzar sus objetivos y solucionar problemas tienden a rendir más en los estudios y en el trabajo. Tener una buena autoestima te permite aceptarte a ti mismo y vivir la vida de forma plena.

Pasos para mejorar la autoestima

Si quieres mejorar tu autoestima, aquí tienes algunas claves por dónde empezar:

  • Deja de tener pensamientos negativos sobre ti mismo. Si estás acostumbrado a centrar la atención en tus defectos, empieza a pensar en aspectos positivos que los contrarrestan. Cuando te des cuenta de que estás siendo demasiado crítico contigo, contrarréstalo diciendo algo positivo sobre ti mismo.
  • Ponte como objetivo el logro en vez de la perfección.Algunas personas se acaban paralizando debido a sus ansias de perfección. Todo en esta vida es mejorable, pero lo realmente importante es el empeño, ganas y deseo que ponemos en hacer algo lo mejor posible y alineado con nuestros valores. Es lo que se denomina el “Éxito más allá del éxito”.
  • Considera los errores como oportunidades de aprendizaje.Acepta que cometerás errores porque todo el mundo los comete, somos humanos. Los errores forman parte del aprendizaje. Recuerda que las aptitudes de una persona están en constante desarrollo, y que cada uno sobresale en cosas diferentes.
  • Prueba cosas nuevas. Experimenta con diferentes actividades que te pongan en contacto con tus aptitudes. Luego siéntete orgulloso de las nuevas habilidades que has adquirido.
  • Identifica lo que puedes cambiar y lo que no. Si te das cuenta de que hay algo tuyo que no te hace feliz y puedes cambiarlo, empieza ahora mismo. Si se trata de algo que no puedes cambiar (como tu estatura), empieza a trabajar para quererte tal y como eres.
  • Fíjate metas. Piensa en qué te gustaría conseguir y luego diseña un plan para hacerlo. Atente al plan, anota tus progresos, disfruta y premiate con cada paso logrado hacia tu objetivo.
  • Siéntete orgulloso de tus opiniones e ideas. No tengas miedo de expresarlas. No intentes convencer a nadie de ellas, hay personas que coincidirán contigo y otras que no. Los tiempos de la “conversión” ya pasaron hace siglos.
  • Haz ejercicio. Mitigarás el estrés, estarás más sano y te sentirás mejor contigo mismo.
  • Pásatelo bien. Disfruta  haciendo cosas que te gustan.
  • Respeta y Respétate. ¿No te gusta que te griten?, ¿Te duele que no te valoren?, ¿Sientes que invaden tu espacio?, ¿haces o dices cosas que no piensas o sientes?, ¿Vives bajo el “Tengo que..”, “Debo hacer…”?. Respetarte significa poder decir con asertividad a la/s otra/s personas lo que piensas o sientes en esos momentos en los que otra persona te hace sentir mal o esas veces que acabas haciendo cosas que no deseas hacer. Pregúntate: ¿Qué estoy tolerando?

 

Nunca es tarde para construir una autoestima positiva y sana. En algunos casos, cuando la herida emocional es muy profunda o duradera, es posible que sea necesaria la ayuda de un profesional de la salud mental, como un psicólogo o terapeuta. Estos expertos actúan a modo de guías, ayudando a las personas a quererse a sí mismas y a darse cuenta de lo que las hace únicas y especiales.

La autoestima interviene en casi todo lo que haces. Las personas con una autoestima alta tienden a tener mejores relaciones con las personas que les rodean, son más felices y les cuesta menos enfrentarse a los errores, decepciones y fracasos, y es más probable que perseveren en algo hasta que lo consigan. Cuesta cierto trabajo, pero es una habilidad que tendrás de por vida.

Sin Comentarios

Comentar